Soluciones de almacenamiento diseñadas para las necesidades exclusivas

El desafío de almacenamiento de los dueños de pequeñas empresas

En las pequeñas y medianas empresas, se requiere almacenar una gran cantidad de datos. Los datos se componen de una mezcla de videos, fotos, órdenes, recibos, inventario, informes, artículos, enlaces a páginas web y, a veces, incluso grabaciones de seguridad. En varias pequeñas empresas, se está recurriendo al almacenamiento en la nube como una forma de abordar las necesidades de almacenamiento. El almacenamiento en la nube puede mejorar la capacidad de los dueños de pequeñas empresas para acceder, compartir y proteger los datos de sus negocios, en especial cuando tienen una capacidad limitada para gestionar los recursos de tecnología en las instalaciones o el deseo de hacerlo. Sin duda, el movimiento de datos a la nube supone su propio conjunto de inquietudes que van desde la seguridad (vulnerabilidad a brechas) hasta la disponibilidad; sin embargo, los beneficios relativos a la conveniencia y a los costos del almacenamiento en la nube son tantos que una cantidad cada vez mayor de pequeñas empresas se están atreviendo.

Ya sea que escoja un almacenamiento en la nube con tecnología de las soluciones de almacenamiento de Intel® o que implemente su propia arquitectura de soluciones de almacenamiento Intel®, nuestras tecnologías simplificarán su vida digital y el acceso a datos importantes en cualquier momento, desde cualquier lugar y a través de cualquier dispositivo.

Nube híbrida: almacenamiento conectado en red

Las nubes híbridas mejoran drásticamente el desempeño, dado que mantienen los datos más activos en la red local de las instalaciones y transfieren los datos usados con menor frecuencia al almacenamiento basado en la nube, para recuperarlos según lo que se requiera. Las soluciones de almacenamiento de Intel® para la nube híbrida de Intel® reúnen lo mejor de las nubes privadas y públicas, por lo que ofrecen la alternativa perfecta en soluciones de almacenamiento para las pequeñas y medianas empresas.

  • Funciones de seguridad y almacenamiento privado en las instalaciones
  • Alta disponibilidad con suministros de alimentación redundante y conectividad de red redundante
  • Copias de seguridad y recuperación para todos los sistemas informáticos
  • Cifrado de datos
  • Funciones de protección de datos, redundancia de unidad y recuperación en caso de errores (RAID 5/6)

Videovigilancia

La videovigilancia ya no es exclusiva para las grandes empresas. Actualmente, los dueños de pequeñas y medianas empresas, junto con algunos usuarios domésticos, pueden encontrar una gran variedad de alternativas en videovigilancia digital. La configuración de la cámara y el monitoreo en vivo son solo algunos de los componentes de una solución de videovigilancia. Además, la necesidad de contar con reproducción de video, notificaciones automatizadas y capacidad de archivar los videos para su posterior uso incrementó. La utilización de la tecnología Intel® en las soluciones de almacenamiento conectado en red (NAS) para videovigilancia le permite personalizar su entorno para satisfacer estas necesidades domésticas y empresariales. Las funciones principales de esta solución incluyen la capacidad para realizar lo siguiente:

  • Trasmitir imágenes de video en HD por medio de la red hacia la estación de monitoreo por computadora
  • Ver datos analíticos y contenido de video previo
  • Conectar cámaras de circuito cerrado de televisión (CCTV) a una videograbadora digital
  • Descargar contenido de video a NAS a fin de dejar espacio para contenido de videovigilancia actual
  • Ejecutar la aplicación de vigilancia desde el NAS para capturar videos desde cámaras IP
  • Ejecutar análisis de datos y generar notificaciones; archivar contenido antiguo en el almacenamiento en la nube