Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes

El ajuste de Gaming de resistencia debe establecerse en Automático, y el sistema debe estar desconectado (funcionando con batería), antes de iniciar un juego con DX11.

Sí. Actualmente, el Gaming de resistencia ahorra energía de forma oportunista al limitar el SoC, incluso para juegos que no son de DX11, mientras mantiene la velocidad de fotogramas por encima del objetivo.

No, la característica está diseñada para optimizar las experiencias de juego con la autonomía de la batería. Como resultado, hay intercambios entre la velocidad de fotogramas y la potencia a nivel del sistema, de modo que el desempeño nativo generalmente necesita estar por encima de cierto umbral (por ejemplo: 60 FPS).

Hay numerosos requisitos previos de la plataforma para el Modo de gaming de resistencia. Si el Modo de gaming de resistencia no se muestra en el panel de control Intel® Arc™, es posible que el diseño no cumpla con los requisitos para la habilitación. Consulta la sección de plataformas compatibles para obtener más información sobre compatibilidad de plataformas.

Para minimizar la latencia, los FPS se ajustan en función de la tasa de actualización nativa de la pantalla de la laptop. Ciertas tasas de actualización de pantalla, como 165 Hz o 144 Hz, pueden resultar en objetivos de velocidad de fotogramas de 33-fps o 36-fps.

El usuario descarga el paquete de gráficos Intel® Arc™ e Iris® Xe de Intel.com. La interfaz de usuario del Modo de gaming de resistencia es accesible a través del panel de control Arc™ en plataformas compatibles.

El tiempo de juego adicional que produce el Modo de gaming de resistencia depende en gran medida de factores de diseño del sistema. La función actualmente ajusta la potencia de forma dinámica en los procesadores Intel, según la velocidad de fotogramas real durante el juego. Sin embargo, otros factores de diseño del sistema, como el subsistema de pantallas y su diseño de energía para diferentes niveles de brillo de la pantalla, pueden afectar en gran medida la autonomía de la batería de un sistema.

Actualmente, no. El panel de control Intel® Arc™ puede instalar el Modo de gaming de resistencia en sistemas que tengan gráficos integrados de Intel y gráficos independientes, pero el proceso de fondo del Modo de gaming de resistencia no administrará la energía en dichas configuraciones. Intel sigue investigando si esta capacidad se puede habilitar de forma confiable en sistemas con gráficos independientes.

Asegúrate de que el panel de control Intel® Arc™ esté configurado para iniciarse en el arranque.

El Modo de gaming de resistencia proporciona el beneficio de desempeño más medible en los juegos de DX11. Los juegos a menudo necesitan producir 60 fps o más de forma consistente para obtener un ahorro de energía importante.