Cómo armar una PC gamer

Armar tu propia PC recargará tu experiencia de juego y te permitirá actualizar componentes en cualquier momento.

Averigua si armar una computadora personalizada es adecuado para ti en esta exploración del hardware clave que maximiza tu desempeño en el juego.

Es posible que si llegaste hasta aquí, estés buscando ascender y conquistar el mundo con tu propio equipo de gaming personalizado. O quizás estés buscando un mejor desempeño para dominar realmente a tus competidores. O tal vez estés tratando de ver si armar una PC gamer es apropiado para ti.

Sin embargo, no es realmente importante cuál de estas opciones refleje tu caso, porque nunca ha sido tan fácil armar tu propia computadora. Invertir en una PC de gaming personalizada (armada por ti mismo, nada menos) es el inicio de una relación de largo plazo que cambiará a medida que cambien tus necesidades y requisitos. Nunca antes hubo tantas opciones atractivas para configurar tu equipo y equiparlo con ostentosos toques personales.

Aun así, armar una PC no es algo que esté exento de riesgos para tu bolsillo o tu paciencia. Verificar la compatibilidad entre los componentes y el hardware es fundamental. Tómate el tiempo en el proceso de selección y durante la instalación. Las garantías de los componentes de las PC varían, así que asegúrate de estar preparado para armar tu nueva PC de manera segura: todos los fabricantes tienen pautas y recursos relacionados con la compatibilidad en sus sitios web.

Decide cuál será el hardware de tu PC gamer
Los componentes como los procesadores, las tarjetas de gráficos, la memoria, las motherboards y las unidades de estado sólido (SSD) están disponibles fácilmente y ahora son muy sencillos para el usuario. Ofrecen una posibilidad de instalación y configuración de software fácil. Existen innumerables recursos a tu disposición, desde jugadores que elaboran tutoriales de video hasta guías paso a paso elaboradas por los principales sitios de tecnología. En todo caso, ¡Podrías encontrar demasiada información! Cuando investigues, asegúrate de ver o leer algo reciente, de los últimos tres años. El hardware y los periféricos mejoran todo el tiempo.

Estos son los componentes de hardware típicos que necesitarás para armar una PC gamer.

  • CPU/Procesador
  • Motherboard
  • Memoria (RAM)
  • Acelerador de memoria Intel® Optane™ (opcional)
  • Unidad de procesamiento gráfico (GPU), es decir, tarjeta de gráficos
  • Almacenamiento – SSD y/o HDD
  • Fuente de alimentación (PSU)
  • Refrigeración del sistema – Flujo de aire de chasis y refrigeración de CPU
  • Gabinete.
  • Periféricos para juego (teclado, mouse, auriculares)
  • Monitor de PC 

Presupuesto y actualización de la PC
La potencia, el aspecto y el desempeño de tu PC gamer dependen principalmente de tu presupuesto y tus preferencias personales. En realidad, tu presupuesto debería ser lo primero a tener en cuenta dado que será lo que guíe todas las decisiones que tomes. Armar un equipo personalizado podría costar lo mismo que comprar una PC ya armada , pero puedes ahorrar dinero comprando el hardware en sitios de liquidaciones o revendedores. Otro beneficio es el hecho de que tú tienes el control con respecto a qué piezas del fabricante van a tu sistema. Además, evitarás acumular costos, dado que estarás asumiendo la tarea tú mismo. Afortunadamente, existe una variedad de excelentes productos en el mercado para elegir. Así que si tu presupuesto es ajustado, siempre podrás actualizar algunos de los componentes más adelante.

No olvides las ventajas de pasar a una CPU, GPU u otra pieza de hardware con mejor rendimiento para mejorar el desempeño de tu PC gamer. Si lo haces, es probable que tengas un equipo con margen de ampliación para el futuro. De esta manera cuando se aparezca un nuevo juego muy exigente, tu PC estará preparada.

Componentes
Veamos rápidamente el objetivo de cada pieza de hardware y cómo puedes encontrar la mejor en función de tus necesidades de juego. Investiga tanto como puedas para poder al menos tener una idea de qué productos buscar. Es posible que otros jugadores hayan publicado sus componentes favoritos en línea o inclusive que hayan publicado un video en YouTube. Investigar con anticipación generará beneficios a largo plazo.

Al menos, querrás asegurarte de que tu hardware sea compatible y las piezas funcionen juntas. Una búsqueda rápida en la web o en el sitio del fabricante te ayudarán.

Unidad central de procesamiento (CPU)
Empecemos por el cerebro del sistema CPU. Habrás escuchado mucho sobre velocidades de reloj, recuento de núcleos, megahertz y gigahertz, todo esto está relacionado con el CPU. Las velocidades de reloj más altas permiten que el procesador realice más cálculos dentro de cierta cantidad de tiempo. La mayoría de los CPU hoy tienen múltiples núcleos. Más núcleos significa más tareas que se pueden realizar al mismo tiempo, lo llamamos Megatareas, lo que te permite jugar + transmitir + grabar, todo a la vez.

Motherboard
Si el procesador es el cerebro, la motherboard (placa madre) podría compararse con el sistema nervioso. El CPU envía las instrucciones, y luego la motherboard se comunica con todos los demás componentes fundamentales de la PC gamer (tarjetas gráficas, módulos de memoria, discos duros, unidades ópticas e incluso tecnologías inalámbricas) para garantizar que las tareas del CPU se lleven a cabo.

La selección del procesador y la motherboard deben hacerse al mismo tiempo, dado que existen requisitos de compatibilidad.

Intel tiene una herramienta excelente que puedes utilizar: Intel® Desktop Compatibility Tool. Sigue estos pasos sencillos para determinar si el procesador Intel® que tienes (o que te interesa) y una lista de motherboards compatibles.

Gráficos
Existen dos tipos de gráficos: integrados y discretos (también conocido como "dedicados"). Los gráficos integrados han mejorado a lo largo de los años, por ejemplo los gráficos Intel® Iris® Plus. Intel se asoció recientemente con el grupo AMD® Radeon™ y desarrollaron los procesadores Intel® Core™ i5/i7 de 8a generación con gráficos Radeon™ RX Vega M. Este tipo de solución integrada puede ofrecer desempeño de gráficos de tipo discreto para:

  • Ver películas en HD/4K
  • Editar fotografías y videos
  • Disfrutar de velocidades de cuadro elevadas al utilizar los juegos populares actuales

En contraste, los "gráficos discretos" (tarjetas de gráficos PCIe* adicionales de Nvidia o AMD) son indispensables para cualquier jugador serio de alto nivel, juegos exigentes y las mejores soluciones de realidad virtual. Una tarjeta de gráficos incluye una unidad de procesamiento de gráficos incorporada (GPU), que convierte las señales de video y realiza cálculos complejos para transformar datos binarios en los gráficos renderizados que ves en los juegos.

Cuando busques una GPU, una buena medida de su desempeño es la velocidad de cuadros (frames). La velocidad de cuadros te dice con qué velocidad se actualiza una imagen en la pantalla para producir movimiento y desplazamiento, así como la calidad de los gráficos en general. La velocidad de cuadros se mide en cuadros por segundo (FPS). Cuanto más alto sea el recuento de cuadros por segundo, mejor será la experiencia de juego. Habitualmente, cualquier valor inferior a 60 fps decepcionará a un jugador serio. Considéralo el valor básico para jugadores. Por otra parte, con un valor de 90 fps consistente y estable, estarás listo para jugar con realidad virtual.

Existen decenas, si no es que cientos, de reseñas técnicas de computadoras y sitios web con análisis de referencia para que veas qué hay disponible. Consulta para comparar productos sobre la base del FPS u otras mediciones para los juegos/aplicaciones que más te importen a TI. Ten presente que las tarjetas de gráficos y las GPU deben funcionar con otras piezas de hardware, entre ellas la motherboard, la fuente de alimentación (PSU), la memoria y la CPU. Siempre verifica para asegurarte de elegir una tarjeta de gráficos que puedas instalar en tu motherboard.

Memoria/RAM
La memoria RAM, o memoria de acceso aleatorio, ayudará a tu PC de juego a acceder a los archivos rápidamente y ejecutar múltiples instrucciones al mismo tiempo sin rezagos. Es recomendable que te asegures de que tu sistema tenga una cantidad suficiente de RAM para cualquier software que necesite acceder a él. Si tienes un presupuesto limitado, un gran añadido para cualquier sistema con una unidad HDD es la memoria Intel® Optane™. ¡Es una excelente manera de acelerar el sistema! Aunque 8 GB de RAM funcionarán bien, los jugadores más entusiastas utilizarán 16 GB de RAM o más en sus equipos. Dependiendo de la configuración de tu motherboard, los sistemas generalmente admiten hasta 64 GB de RAM. ¡La plataforma X299 de Intel admite hasta 128 GB!

Sistema operativo (SO)
Cuando armes tu propia PC gamer, tendrás que elegir el sistema operativo. Piensa qué programas y aplicaciones utilizarás (además de los juegos) y asegúrate de elegir un SO que funcione bien con todo. Las opciones de SO más populares son Windows* 10, Linux* y Mac* OS, pero también existen otras posibilidades.

Almacenamiento: unidad de esta sólido (SSD) o unidad de disco duro (HDD)
Tu próxima decisión es: ¿SSD o HDD, o ambas cosas? Muchos creen que una PC gamer de alto desempeño exige una SSD para tiempos de carga de juego altamente veloces y una capacidad de respuesta casi instantánea.

Las SSD modernas tienen dos protocolos con el formato SATA o Non-Volatile Memory Express* (NVMe*). SATA es un protocolo más antiguo con un desempeño sólido, mientras que NVMe es más nuevo y utiliza líneas de PCI Express* para incrementar el ancho de banda. NVMe también tiene una latencia más baja que SATA, lo que significa que puede responder más rápido. La mejor SSD NVMe de Intel, 900p, puede leer en forma secuencial hasta 2500 MB/s, mientras que las SSD SATA llegan a 560MB/s.

Una configuración común combina lo mejor de ambos mundos y utiliza una SSD de menor capacidad junto con una unidad de disco duro. Obtendrás tiempos de carga rápidos, eficacia en cuanto a costo y capacidad de almacenamiento. Como ayuda para seleccionar el o los modelos apropiados, asegúrate de comprobar cuánto almacenamiento necesitarás para los juegos que deseas usar, y piensa en cuántas otras cosas (juegos, archivos, música, videos) podrías almacenar aquí también.

Fuente de alimentación (PSU)
Los jugadores veteranos te dirán que no subestimes la importancia de la fuente de alimentación. No es buena idea tratar de ahorrar dinero en esta área. La calidad de la PSU es importante. Investiga y asegúrate de que la PSU que has seleccionado pueda manejar la carga de tus otros componentes. Comprar una marca confiable con una buena garantía protegerá tus componentes.

Refrigeración
Cualquier PC de alta gama o equipo de gaming generará mucho calor. Algunas CPU vienen con ventiladores de disipador de calor incorporado pero otras quizás no. En ese caso tendrás que comprar una solución de refrigeración de terceros. Habitualmente las tarjetas de gráficos vienen con ventiladores ya incorporados para disipar parte del calor. Además, los gabinetes de las PC ahora suelen venir con ventiladores de entrada y salida de aire ya instalados. Esto habitualmente es suficiente para una PC regular, pero si te interesa hacer overclocking a la PC y jugar a un nivel mucho más alto, necesitarás un sistema de refrigeración.

Hay dos opciones principales: con aire o líquido. Un sistema de refrigeración con aire habitualmente es más económico y fácil para que un novato los agregue a una PC armada, mientras que los sistemas de refrigeración con líquido pueden ser más costosos, pero ofrecen mejores resultados. Sin embargo, estos sistemas podrían no ser fáciles de instalar. Por otra parte, considera cuánto espacio tienes en el gabinete para ventiladores o tubos. Una vez más, la selección de CPU orientará gran parte de estas decisiones.

Gabinete.
Elegir un gabinete también es una decisión importante, dado que vienen en una variedad de estilos, tamaños y configuraciones, para que realmente puedas personalizar tu equipo. Si haces una inversión importante en el gabinete, debería durar para varios armados o actualizaciones.

Hay muchas cosas a tener en cuenta al elegir el gabinete. Primero, considera tus componentes. ¿Cabrán todos en el gabinete? ¿Hay espacio adicional para más unidades o actualizaciones? ¿Quieres incluir un sistema de refrigeración o ventiladores adicionales?

¿Qué hay del manejo de cables? ¿Y el acceso a las unidades? Tendrás que tener en cuenta estas cosas al seleccionar el próximo gabinete para tu PC, y determinar si es compatible con tu motherboard.

Periféricos para juegos
Las preferencias personales son el factor principal a tener en cuenta al comprar periféricos. Por ese motivo, te recomendamos que visites tiendas minoristas en su zona para probar la comodidad que ofrecen diversos modelos antes de tomar una decisión. Los periféricos para juegos incluyen características adicionales como teclas/botones, personalización de software e incluso retroiluminación en colores.

Resumiendo
Una vez que hayas reunido todos los componentes para tu PC de juego, llega la hora de instalarlos. Cómo instales estas piezas, y en qué orden, depende de ti. Si dedicaste suficiente tiempo a investigar antes tus componentes y su compatibilidad, debería ser sencillo armar la PC de juego. Tómate tu tiempo, sigue siempre las instrucciones del fabricante, ten cuidado dado que fluirá electricidad real, y disfruta el proceso.

Lo que puedes esperar

He aquí un diagrama para comparar un sistema con un procesador de 3 años de antigüedad con nuestro procesador Intel® Core™ de 8a generación actual con otro hardware que es casi idéntico.

Desempeño Configuración completa

•       Juega hasta un 64% más fluido1 2 con una plataforma de procesador Intel® Core™ i7+ de 8a generación para equipos de desktop versus una PC de 3 años de antigüedad

•       Desempeño de megatareas hasta un 54% mejor1 3 con una plataforma de procesador Intel® Core™ i7+ de 8a generación para equipos de desktop versus una PC de 3 años de antigüedad

•      Hasta 137 FPS1 3 al transmitir y grabar con una plataforma de procesador Intel® Core™ i7+ de 8a generación para equipos de desktop

Sistema 1:
Procesador Intel® Core™ i7+ 8700K, TDP PL1=95W, 6C12T, Turbo hasta 4,7 GHz, Motherboard: ASUS Prime Z370A, Gráficos: NVIDIA GTX 1080Ti, Memoria: DDR4 2 x 4 GB, Almacenamiento: Western Digital WD1003F2EX 7200RPM de 1 TB + memoria Intel® Optane™ de 32 GB, SO: Windows* 10 RS3 Build 1709, Versión de BIOS 609 con MCU 0x84

Sistema 2:
Procesador Intel® Core™ i7-4790K, TDP PL1=88W, 4C8T, Turbo hasta 4,4 GHz, Motherboard: H97M Plus, Gráficos: NVIDIA GTX1080Ti, Memoria: DDR3-1600 2 x 4 GB, Almacenamiento: Western Digital WD1003F2EX 7200RPM de 1TB, SO: Windows* 10 RS3 Build 1709, Versión de BIOS 2603 con MCU 0x24

Productos y tecnologías

Obtén más información acerca de las tecnologías Intel® que ayudan a ofrecer excelentes experiencias de juego.

Procesadores Intel® Core™ desbloqueados para PC

Elige un procesador Intel® Core™ desbloqueado para hacer overclocking del CPU y verás con qué rapidez puede funcionar tu PC.

Más información

Unidades de estado sólido Intel®

Intel® Optane™ y las unidades de estado sólido (SSD) serie 750 suman un alto desempeño del tipo de las estaciones de trabajo y una resistencia líder en la industria a tu sistema de juegos. Los gráficos de alta resolución se cargan más rápido, los detalles se transmiten con mayor nitidez y los juegos se ejecutan de manera más fluida.

Más información

Tecnología Intel® Optane™

La tecnología Intel® Optane™ es una nueva clase premium de memoria no volátil que te brinda rápido acceso a grandes conjuntos de datos y oportunidades ideales para lograr experiencias de juego extraordinarias.

Más información

Información sobre productos y desempeño

1

Es posible que los resultados del análisis de desempeño informados anteriormente deban revisarse a medida que se realizan pruebas adicionales. Los resultados dependen de las configuraciones específicas de la plataforma y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas; es posible que no sean aplicables a componentes, sistemas de computadora o cargas de trabajo de un usuario en particular. Los resultados no necesariamente representan a otros análisis de desempeño y es posible que en otros resultados de análisis de desempeño se muestren mitigaciones con un impacto mayor o menor. 

2

El software y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas de desempeño podrían haber sido optimizadas para desempeño solo en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se miden utilizando un equipo de computación, componentes, software, operaciones y funciones específicos. Cualquier cambio en alguno de esos factores podría generar un cambio en los resultados. Debe consultar otra información y pruebas de desempeño que lo ayuden a evaluar plenamente las compras consideradas, incluido el desempeño de ese producto al combinarse con otros. Para obtener más información acerca del desempeño y los resultados de los análisis de referencia, visite http://www.intel.la/benchmarks.

Según la medición de la carga de trabajo de videojuegos de disparo en primera persona: comparación entre Intel® Core™ i7+ 8700K de octava generación (módulo de memoria Intel® Optane™ de 32 GB) e Intel® Core™ i7-4790K (solo disco duro).

3

El software y las cargas de trabajo utilizadas en las pruebas de desempeño podrían haber sido optimizadas para desempeño solo en microprocesadores Intel®. Las pruebas de rendimiento, como SYSmark* y MobileMark*, se miden utilizando un equipo de computación, componentes, software, operaciones y funciones específicos. Cualquier cambio en alguno de esos factores podría generar un cambio en los resultados. Debe consultar otra información y pruebas de desempeño que lo ayuden a evaluar plenamente las compras consideradas, incluido el desempeño de ese producto al combinarse con otros. Para obtener más información acerca del desempeño y los resultados de los análisis de referencia, visite http://www.intel.la/benchmarks.

Según la medición de la carga de trabajo de las multitareas: comparación entre Intel® Core™ i7+ 8700K de octava generación (módulo de memoria Intel® Optane™ de 32 GB) e Intel® Core™ i7-4790K (solo disco duro).