Informática del usuario final: El status quo está oficialmente extinguido

Apoyo a la fuerza de trabajo remoto para seguir siendo productivos

Al proporcionarle a la fuerza de trabajo las capacidades técnicas necesarias para ser productiva al trabajar remotamente, muchas organizaciones han demostrado ya que es posible que su empresa siga siendo resiliente.

En el pasado, las empresas de la industria de servicios financieros (FSI) han sido muy conservadoras en cuanto a permitir a los empleados trabajar remotamente. Sin embargo, el COVID-19 ha obligado a las organizaciones a replantearse completamente la situación, ya que los trabajadores han tenido que hacer el cambio repentino al trabajo remoto para detener la propagación del virus. El único desafío clave de esta transformación del lugar de trabajo para los Directores de Informática es cómo garantizar la seguridad y el cumplimiento de las normas y, al mismo tiempo, ofrecer una experiencia positiva para los empleados de modo que puedan seguir siendo productivos cuando trabajan desde casa.

“Al proporcionarle a la fuerza de trabajo las capacidades técnicas necesarias para ser productiva al trabajar remotamente, muchas organizaciones han demostrado ya que es posible que su empresa siga siendo resiliente”, dijo Bruno Domingues, Arquitecto Principal de Soluciones, Industria de Servicios Financieros de Intel. Por ejemplo, el Director General del Deutsche Bank* sugirió recientemente que el trabajo remoto podría ayudar a la empresa a reducir los costos en el futuro, después de que el 60% de su fuerza de trabajo pudo trabajar desde su casa con excelentes resultados durante el confinamiento.1

Uno de los elementos clave de este cambio en la informática del usuario final es Dispositivos como servicio (DaaS), una evolución de la Infraestructura de escritorios virtuales (VDI), en la que los sistemas virtuales se alojan en un centro de datos central. DaaS utiliza VDI como plataforma y ahora se basa en tecnologías de la nube como IaaS, lo que le permite a las empresas ofrecer una computadora de escritorio virtual a los empleados sin la necesidad de una infraestructura dedicada, normalmente asociada a VDI. La seguridad y la capacidad de almacenamiento de datos que ofrece la nube proporciona resiliencia en caso de desastre, lo que permite el acceso a datos y aplicaciones vitales desde cualquier dispositivo. Ambas cosas son beneficiosas. Asimismo, un enfoque híbrido le ofrece a los empleados la posibilidad de trabajar fuera de línea y también de tener la mejor experiencia posible en cualquier conexión de red, con la baja latencia que requieren las herramientas de colaboración como la videoconferencia.

Uno de los principales desafíos de trabajar en un entorno virtual es cómo el almacenamiento puede seguir el ritmo de los períodos de máxima utilización. Aquí es donde la tecnología Intel® Optane™ puede ayudar, ya que está diseñada para reducir los cuellos de botella de los datos y la latencia de los mismos para un rendimiento fiable y ágil. “Para las empresas que buscan adoptar la VDI, Intel puede ofrecer una solución de extremo a extremo”, dijo Domingues. “Trabajamos estrechamente con socios importantes como Citrix*, VMware* y Microsoft”.

Hay varias tendencias clave relacionadas con DaaS, incluida la migración a Windows 10*. Con la suspensión del soporte de Microsoft* para Windows 7* a principios de este año, las empresas se ven obligadas a actualizar a Windows 10. Al adoptar un enfoque perenne de TI, Windows 10 ve actualizaciones de características importantes que se lanzan periódicamente, lo que significa que la carga para validar las aplicaciones con cada actualización recae en el cliente. Los contenedores y las capas de las aplicaciones permiten que los elementos de cada aplicación se muevan juntos como un paquete, sin importar en qué sistema operativo se estén ejecutando. Este tipo de tecnología puede ayudar a las instituciones financieras a ocuparse de la validación de aplicaciones que viene con un sistema operativo perenne como Windows 10.

“DaaS ofrece varias ventajas, entre ellas uso flexible, tiempo de implementación rápido y disponibilidad en todas las ubicaciones geográficas, ya que está alojado en la nube”, dijo Domingues. “Esto significa que depende de la conectividad a Internet y del ancho de banda suficiente.

Muchas empresas de FSI están utilizando la infraestructura híbrida como servicio (IaaS). La ventaja principal de la IaaS es que le permite a las empresas optimizar los recursos y, al mismo tiempo, adherirse las normas y el cumplimiento, y mantener los datos confidenciales en las instalaciones. La adopción de este tipo de enfoque flexible permite a las empresas de la IaaS ser más resilientes.

También es importante la administración moderna de los dispositivos. Los gerentes de TI están trabajando para garantizar la integración del espacio de trabajo, donde los empleados tienen una experiencia consistente en todos los dispositivos. La forma de garantizar una experiencia de usuario remoto sin problemas para la fuerza de trabajo es un gran desafío para los departamentos de TI.

Una posible solución es apoyar al creciente número de aplicaciones y herramientas colaborativas utilizadas por las empresas de FSI, VDI y DaaS. Este enfoque puede ayudar a las empresas a ser más ágiles y resilientes y también puede ayudar a la compatibilidad de las aplicaciones. Sin embargo, este enfoque podría no ser adecuado para todas las empresas por varias razones: la experiencia de los usuarios finales no es tan buena como la del uso de una máquina física, el TCO puede no ser menor, mientras que el rendimiento y la experiencia efectivos dependen del uso de un cliente rico. En muchos casos, un enfoque híbrido es más rentable para satisfacer los requisitos técnicos y las necesidades de la empresa.

Cuando se trata de la informática del usuario final, el status quo está oficialmente extinguido. Las empresas de FSI ya no pueden confiar en la forma antigua de hacer las cosas. El cambio repentino de este año al trabajo remoto ha demostrado que las instituciones financieras pueden seguir siendo resilientes, asegurando una buena experiencia de los empleados para la fuerza de trabajo remoto. Las empresas de FSI pueden aprovechar esto ofreciendo opciones de trabajo más flexibles para los empleados en el futuro. Además, la capacidad de apoyar una fuerza de trabajo remota segura y productiva significa que ya no están limitados por la geografía cuando se trata de reclutar nuevos talentos.

Información sobre productos y desempeño

1Gerente General del Deutsche Bank: El trabajo remoto podría ayudar a la empresa a reducir costos: https://uk.news.yahoo.com/deutsche-bank-ceo-remote-could-120142014.html