• <Inicio

Evaluar la afirmación

Evaluate a Claim

Evaluar la afirmación

Los estudiantes se acercan al final de la recolección y evaluación de evidencia, y se encuentran anexándolas a la afirmación. Visualmente, están empezando a ver apilarse argumentos en pro y en contra, que los ayudarán a decidir si la afirmación puede sustentarse. El docente discute la evaluación de Apoyo versus la evaluación de Calidad, que están alineadas cerca de la afirmación. Ambas deben tomarse en cuenta cuando se sopesa la evidencia. Si una pieza de evidencia de muy baja calidad apoya fuertemente una afirmación, ¿debe desecharse la evidencia? ¿Qué sucede si se presentan muchas evidencias de apoyo pero todas de calidad insuficiente? ¿Cómo ponderamos cantidad sobre calidad? ¿Qué sucede cuando un juez debe decidir si alguien es culpable o inocente? ¿Cuáles son algunos elementos que el juez considera? El docente y los estudiantes discuten este tipo de cuestionamientos antes de crear una matriz de valoración para evaluar la afirmación. Los estudiantes proponen el siguiente sistema de evaluación:

  • Una estrella: Considerando toda la evidencia y la calidad de esa evidencia, se ha probado –sin lugar a dudas– que la afirmación es incierta.
  • Dos estrellas: Hay evidencia circunstancial o de menor valía que parece apoyar esta afirmación, pero es insuficiente para tomar una decisión. Existe una duda razonable.
  • Tres estrellas: La evidencia aportada apoya la afirmación, pero aún existe incertidumbre en cuanto a si ese apoyo verdaderamente prueba que la afirmación sea cierta. No es posible llegar a una evaluación concreta de la evidencia a través de una deliberación relativa de su(s) aporte(s).
  • Cuatro estrellas: Existe la posibilidad para la interpretación u otras alternativas, pero considerando toda la evidencia y la calidad de esta, la afirmación muy probablemente es cierta o válida.
  • Cinco estrellas: Considerando toda la evidencia y la calidad de esta, resulta muy obvio que la afirmación es verdadera y válida.