• <Inicio

Valores y actitudes

Valores y actitudes

Emociones y pensamiento

Cuando se trata de enseñar a los estudiantes a pensar, los docentes afrontan dos grandes retos. El primero es proveerles de instrucción y práctica en los tipos apropiados de destrezas. El segundo, mucho más difícil, consiste en persuadirlos de que empleen apropiadamente esas destrezas en la escuela y en su vida diaria.

Las actitudes y creencias que conducen hacia un buen pensamiento, se han descrito en una variedad de formas. Aquí, exploraremos tres de estas perspectivas: hábitos de la mente, de Costa y Kallick; la teoría del pensamiento consciente, de Langer, y las disposiciones desarrolladas por Tishman y sus colegas.

Hábitos de la mente, de Costa y Kallick >
Arthur Costa y Ben Kallick (2000) han desarrollado un esquema para el pensamiento acerca de lo que motiva a las personas a comportarse inteligentemente cuando les hacen frente a los problemas (p. 80). Los autores traen a colación cinco características de las personas que suelen utilizar hábitos de la mente, así como dieciséis hábitos mentales que resultan esenciales para el pensamiento.

Pensamiento consciente >
Ellen Langer (1989) usó el concepto de pensamiento consciente para describir una actitud hacia la vida, en el sentido de utilizar cuidadosamente toda la información y las destrezas disponibles, cuando se enfrentan problemas. Las características del pensamiento consciente son: creación de nuevas categorías, apertura a nueva información, y conciencia de más de una perspectiva (p.62).

Enseñar valores y actitudes >
Descrito como características intelectuales permanentes (Tishman, 2000, p. 73), Enseñar disposiciones para el pensamiento incorpora la inclinación a pensar críticamente, una sensibilidad hacia los eventos en donde se requiera el pensamiento, y la habilidad para desempeñar las destrezas y estrategias de pensamiento necesarias. Aunque es similar en muchos aspectos a los Hábitos de la mente, Enseñar disposiciones para el pensamiento está más enfocado hacia las actitudes intelectuales y las creencias. Estas disposiciones pueden enseñarse explícitamente.

Referencias

Costa, A. L.. & Kallick, B. (2000). Describing 16 habits of mind. Alexandria, VA: ASCD.

Costa, A. L. (2000). Habits of mind. In A. L. Costa (Ed.), Developing minds: A resource book for teaching thinking, (pp. 80-83). Alexandria, VA: ASCD.

Langer, E. J. (1989). Mindfulness. New York: Merloyd Lawrence.

Pinker, D. (1997). How the brain works. New York: W. W. Norton.

Tishman, S.  (2000). Added value: A dispositional perspective on thinking. In A. L. Costa (Ed.), Developing minds: A resource book for teaching thinking, (pp. 72-74). Alexandria, VA: ASCD.

Tishman, S.; Jay, E., & Perkins, D. (1992). Teaching thinking dispositions: From transmission to enculturation. http://learnweb.harvard.edu/alps/thinking/docs/article2.html*

Promover el pensamiento

 

Lea sobre distintas perspectivas en la enseñanza de actitudes que promueven el pensamiento:

Hábitos de la mente >

Pensamiento consciente >

Enseñar valores y actitudes >

Videos relacionados

Ver más videos