• <Inicio

Propósitos de la evaluación

Propósitos de la evaluación

Evaluación continua

Los docentes constantemente están recabando información formal e informal acerca de qué y cómo están aprendiendo sus estudiantes. Revisan exámenes y asignaciones de los estudiantes, ponen atención a las tareas de los pequeños grupos, y observan a los estudiantes ocupados en actividades estructuradas y no estructuradas. Ellos utilizan esta información para diversos propósitos, que abarcan desde la comunicación con los padres o representantes, hasta homologar criterios y definir parámetros de evaluación. No obstante, cuando los docentes recopilan los tipos de información apropiados y los emplean eficientemente, pueden contribuir a que sus estudiantes crezcan como pensadores y como aprendices.

En algunos contextos, los términos evaluación y valoración son sinónimos. Aquí usaremos el término evaluación para referirnos, específicamente, a todos los tipos de métodos y estrategias que proporcionen información sobre el aprendizaje de un estudiante. La evaluación formativa le provee al alumno realimentación acerca de cómo se está desempeñando durante todo el  proceso de aprendizaje. Por otro lado, la evaluación sumativa tiene lugar hacia el final de una unidad o proyecto, y le aporta información al estudiante y al docente con respecto a las destrezas y conocimientos que los estudiantes han adquirido.

Utilizar una amplia variedad de evaluaciones continuas a lo largo del ciclo de aprendizaje, puede suministrar información mucho más provechosa, tanto al docente como al estudiante. La evaluación formativa puede emplearse para: 

  • Estimar el conocimiento previo del estudiante y su predisposición 
  • Alentar el aprendizaje autónomo y la colaboración   
  • Proveer realimentación diagnóstica al docente y al estudiante 
  • Monitorear el progreso
  • Verificar el nivel de comprensión y alentar la metacognición
  • Demostrar el nivel de comprensión y destreza

El propósito general de la evaluación es brindar a los docentes la información que requieren para poder ofrecer un aprendizaje de alta calidad. Las evaluaciones programadas y las continuas se hallan en el centro mismo del aprendizaje basado en proyectos, y proveen una vía para que los estudiantes descubran y demuestren qué saben. Con la evaluación integrada a lo largo de una unidad de aprendizaje, los docentes aprenden más en cuanto a las necesidades de sus estudiantes, y pueden ajustar el aprendizaje para propiciar el logro del estudiante. McMillan (2000) explica: Cuando la evaluación está integrada con el aprendizaje, le informa a los docentes cuáles actividades y asignaciones serán las más provechosas, qué nivel de enseñanza es el más apropiado y cómo las evaluaciones sumativas proporcionan información diagnóstica.

La evaluación a lo largo del ciclo del aprendizaje

La evaluación efectiva es continua e ininterrumpida.

Más información >